Principios básicos de entrenamiento con electroestimulación

El entrenamiento con electroestimulación sigue los mismos principios de base de un entrenamiento deportivo, al que se adecuan tiempo, frecuencias, cargas de trabajo y programas para obtener un método organizado que maximice su rendimiento.

Atención: El entrenamiento con electroestimulación no activa todo el cuerpo. Por ejemplo, el sistema cardiocirculatorio permanece a una frecuencia basal.

Es necesario tener en cuenta no solamente las características musculares por desarrollar, sino también el modo en que el entrenamiento influenciará las demás partes de nuestro organismo.

Un entrenamiento de la resistencia, por ejemplo, mejora las características de resistencia y vascularización de la musculatura, mientras un entrenamiento de la fuerza explosiva empeña el tejido muscular, volviendo necesario un periodo de recuperación más o menos largo, dependiendo de la intensidad del entrenamiento.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •