Precauciones, contraindicaciones y efectos colaterales

El uso de un electroestimulador, un instrumento que genera impulsos eléctricos, está contraindicado en caso de:

  • Portadores de marcapasos
  • Pacientes cardiopáticos
  • Pacientes epilépticos
  • Mujeres embarazadas
  • Personas con flebitis en estado activo o tromboflebitis
  • Personas afectadas con neoplasias o tumores

El electroestimulador nunca tiene que utilizarse si no se ha diagnosticado la causa del dolor.

En caso de traumas, esfuerzos muculares o cualquier otro problema de salud, es posible utilizar el electroestimulador como terapia solamente después de haber consultado con un médico.

Nunca tiene que utilizarse un electroestimulador cerca de heridas sin cicatrizar.

EFECTOS COLATERALES

Actualmente, no se conocen efectos colaterales significativos de la electroestimulación.

En algunos casos raros puede verificarse un daño de la musculatura provocado por un uso incorrecto, relacionado a un trabajo excesivo.

En el caso de personas muy sensibles, después del tratamiento se puede manifestar el enrojecimiento cutáneo de la zona donde se aplican los electrodos. Normalmente esto desaparece después de algunos minutos que ha finalizado el tratamiento. Si el enrojecimiento dura más de 2 horas, se recomienda consultar con el médico.

En casos muy raros, el uso de un electroestmulador en las horas nocturnas puede causar problemas de insomnio. En tal caso no se recomienda utilizarlo durante el horario nocturno. 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •