Posicionamiento de los solenoides en la magnetoterapia

Magnetoterapia en la zona lumbar

Los solenoides se encuentran dentro de una banda de dos tonos con la forma de una bolsa.

Para tratar el dolor lumbar, la artrosis y las contracturas, es necesario colocar la banda con el lado verde (campo positivo) de la parte del cuerpo en el área lumbar. Es importante mantener la banda bien en contacto con el cuerpo en el área donde se produce el dolor.

Magnetoterapia lombare

Magnetoterapia en la zona cervical

La aplicación es muy simple. El lado de la banda que está en contacto con el área a tratar debe ser siempre el lado verde.

Si la presión sobre el cuello no le molesta, puede sentarse o acostarse. Sin embargo, es aconsejable llevar a cabo el tratamiento sentado y asegurándose de que el campo magnético esté lo más centrado posible en el área de interés.

Con esta aplicación es posible tratar la osteoporosis, cervicalgia, artrosis y contracturas del área cervical.

Magnetoterapia cervicale

Magnetoterapia en el hombro

El lado verde (positivo) es siempre el que está en contacto con el cuerpo.

Es posible tratar muchas patologías de esta articulación compleja, desde las fracturas hasta la periartritis escapulohumeral, hasta las contracciones de los músculos cercanos a la articulación del hombro.

Magnetoterapia spalla

Magnetoterapia en la cadera

En la imagen podemos ver la posición de los solenoides en el tratamiento del área coxofemoral.

A través de esta aplicación se pueden tratar la coxartrosis, procesos inflamatorios, osteoporosis y contracturas de la musculatura periarticular.

También en este tipo de tratamiento, el campo magnético positivo (lado verde) debe mantenerse en contacto con el cuerpo en el área a tratar.

Magnetoterapia anca

Magnetoterapia en la muñeca

Es suficiente envolver la muñeca de modo que el campo magnético lo rodee completamente, manteniendo siempre la parte verde positiva en contacto con la parte del cuerpo a tratar. No es necesaria la perfecta adherencia de toda la banda. Es suficiente que la muñeca esté dentro de la banda.

Esta aplicación es adecuada para el tratamiento de déficits de consolidación en caso de fracturas, osteoporosis localizada, tendinitis, artritis y túnel carpiano.

Magnetoterapia polso

Magnetoterapia en la rodilla

Es necesario colocar los solenoides en el área a tratar, como en la imagen.

La aplicación es adecuada para el tratamiento de retrasos de calcificación, tendinitis del ligamento lateral y artritis o procesos artrósicos de rodilla.

Si la posición resulta ser incómoda o dolorosa, es posible colocar una toalla enrollada debajo de la fosa poplítea y, al doblar ligeramente la rodilla, el trastorno desaparecerá.

Magnetoterapia ginocchio

Magnetoterapia en el tobillo

Es necesario envolver el tobillo para que la banda rodee toda la articulación, logrando así la máxima efectividad del tratamiento.

Se aplica más comúnmente en el caso de procesos artrósicos o artríticos, osteoporosis y déficits de consolidación después de fracturas, tendinitis y esguinces.

Magnetoterapia caviglia

Magnetoterapia en la articulación del codo

La imagen muestra una de las posibles aplicaciones para el codo.

Al mover la banda ligeramente hacia la mano, es posible cubrir toda la articulación.

Al alejarse más del codo, la musculatura flexora-extensora de la mano, el epicóndilo y la epitroclea (para el tratamiento de su tendinitis específica) también pueden participar en el tratamiento.

La aplicación se presta para el tratamiento de patologías como artrosis y retrasos de calcificación después de fracturas.

Magnetoterapia gomito

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •