Magnetoterapia a alta frecuencia y baja intensidad

La magnetoterapia de alta frecuencia se basa en la emisión de ondas de radio con frecuencias entre 18 MHz y 900 MHz en pulsos cortos, cuya frecuencia es regulable.

El campo magnético de alta frecuencia se caracteriza por intensidades muy bajas  que generalmente se miden en mW.

El campo electromagnético es generado por un circuito radiante contenido dentro de un aplicador ergonómico especial, fácilmente adaptable a la parte del cuerpo a tratar.

Los campos electromagnéticos pueden favorecer la recuperación fisiológica del organismo debilitado debido a una enfermedad o un trauma.

Se habla también en este caso de campos electromagnéticos pulsados ​​(CEMP).

Los estudios clínicos muestran la eficacia de la magnetoterapia de alta frecuencia para todos los trastornos de los tejidos blandos, al tiempo que mantienen resultados importantes también en el tratamiento de enfermedades óseas.

También se puede usar para demoras de calcificación, pero requiere más tratamientos que la magnetoterapia de baja frecuencia.

Las patologías principales tratadas son:

  • Distorsiones
  • Tendinitis
  • Dolores musculares
  • Lumbalgias
  • Dolores de ciática
  • Mialgias
  • Artritis-artrosis
  • Dolores articulares
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •