Programa T.E.N.S. / Rehabilitación

El acrónimo TENS deriva de “Transcutaneous Electrical Nerve Stimulation”, o bien “estimulación eléctrica nerviosa transcutánea”. Esta es una técnica de electroestimulación utilizada con fines analgésicos para contrarrestar los efectos del dolor causado por diversas patologías.

Este tipo de corriente eléctrica ha demostrado su eficacia en el tratamiento de diversas enfermedades, entre ellas:

  • Dolores cervicales
  • Artrosis
  • Mialgias
  • Neuritis
  • Dolor de espalda
  • Periartritis
  • Piernas pesadas
  • Debilidad muscular

Para obtener más información, recomendamos leer este artículo del blog que explica los tipos de TENS y los beneficios que puede aportar al tratamiento del dolor.

En el nivel académico, el TENS se divide en categorías, según el mecanismo utilizado para reducir el dolor. Existen:

  • La TENS convencional (o de tipo rápido analgésico TENS rápida)
  • La TENS endorfínica (o TENS efecto retardado o entrenamiento de tipo electroacupuntura o analgésico retrasado)
  • La TENS de exploración (que incluye cambios en los parámetros de estímulo durante el tratamiento)
  • La TENS en valores máximos (con acción analgésica y consecuente efecto calmante inmediato)
  • La TENS burst (que es una mezcla entre los primeros dos tipos de tens)

La función de rehabilitación producida a través de la estimulación TENS se obtiene gracias a su capacidad para reducir el dolor y restaurar las condiciones fisiológicas normales. En la mayoría de los casos, esto permite al paciente recuperar su actividad motora normal.

Por ejemplo, un paciente que sufre de una periartritis molesta tiene dos posibilidades: usar analgésicos o vivir con dolor, lo que en algunos casos hará imposible incluso los movimientos más simples.

La inmovilidad reduce la actividad metabólica del músculo, lo que resulta en una incapacidad para drenar las sustancias responsables del dolor. De este modo se forma un círculo vicioso.

La TENS, además de reducir el dolor, estimula la actividad metabólica de los músculos, aumenta el flujo sanguíneo y mejora la oxigenación de los tejidos, con el consiguiente mayor suministro de nutrientes.

Combinando TENS con la estimulación muscular del área afectada, los efectos serán amplificados.

La intensidad debe ajustarse entre el umbral de percepción y el umbral de dolor. El límite de intensidad máxima se alcanza cuando los músculos que rodean el área tratada comienzan a contraerse. Una vez que se supera este límite, el estímulo no aumenta su efectividad, solo perturba. Por lo tanto, es preferible detenerse antes de alcanzar este límite.

TENS RÁPIDA

También llamada TENS convencional, es un programa médico utilizado como analgésico.

Su acción es inducir un bloqueo espinal de dolor en el cuerpo.

Los impulsos de dolor que comienzan desde cierto punto del cuerpo pasan a través de los canales nerviosos y las fibras nerviosas de diámetro pequeño, hasta que llegan al sistema nervioso central donde el impulso se interpreta como doloroso.

La TENS convencional activa las fibras nerviosas de gran diámetro que bloquean la transmisión de las fibras de menor diámetro a nivel de la columna vertebral. Funciona por lo tanto en el síntoma, es decir, obstruye el pasaje para que la información «dolor» no llegue al cerebro.

El tratamiento dura al menos 30/40 minutos y puede usarse para aliviar el dolor diario.

Se requiere un promedio de 10/12 tratamientos con una frecuencia diaria para comenzar a percibir los beneficios Sin embargo, no hay ninguna contraindicación si se usa varias veces al día.

El programa tiene una duración de 30 minutos en una única fase. En el caso de un dolor particularmente persistente, el programa debe repetirse al final de una sesión.

Los electrodos se colocan de manera que formen un cuadrado en el área donde se siente el dolor.

TENS ENDORFÍNICA

Los efectos de este programa varían dependiendo de cómo se colocan los electrodos.

Si se colocan en el área dorsal, favorecen la producción endógena de endorfinas, sustancias que aumentan el umbral del dolor.

Cuando se aplican, se obtiene un efecto vascularizador en forma de un cuadrado en el área dolorosa . Este efecto consiste en un aumento de la circulación arterial, con consecuencias positivas sobre el drenaje de sustancias algogénicas (que producen dolor) y el restablecimiento de condiciones fisiológicas.

La duración del tratamiento es de 30 minutos en una sola fase, con una frecuencia diaria.

La intensidad debe ajustarse para producir una sensación agradable en el área estimulada (entre 10 mA y 20 mA, a veces incluso más alta). La sensación debe parecerse a la de un masaje.

TENS DE EXPLORACIÓN

La acción de este programa es muy similar a la del programa TENS rápida.

En este programa, tanto la frecuencia como el ancho del pulso varían, para evitar la adaptación al estímulo. Por lo tanto no es necesario aumentar continuamente la intensidad. Simplemente seleccione la intensidad al comienzo del programa y manténgala hasta el final.

Puede suceder que durante el programa la percepción de la corriente eléctrica disminuya ligeramente. En este caso debemos esperar al final del programa sin aumentar la intensidad.

La TENS sigue cumpliendo su función.

La duración del tratamiento es de 20 minutos o incluso más.

La intensidad debe establecerse justo por encima del umbral de percepción.

La posición de los electrodos debe tener la forma de un cuadrado sobre el área donde se acusa el dolor.

TENS A VALORES MÁXIMOS

Es un programa médico de muy corta duración: solo 3 minutos en una fase.

Provoca un bloqueo periférico de impulsos de dolor, lo que resulta en un efecto calmante local.

Es especialmente adecuado en caso de traumas graves o contusiones, por lo que es necesario intervenir rápidamente.

La intensidad seleccionada debe ser la máxima tolerable, incluso si es mucho mayor que la TENS convencional. Es por esto que esta estimulación es más difícil de soportar pero muy efectiva.

Es un programa no recomendado para personas muy sensibles y nunca debe usarse en áreas delicadas como la cara, genitales o lesiones cercanas.

También en este caso, la posición de los electrodos debe formar un cuadrado en el área tratada.

TENS A IMPULSOS BURST

Este programa de estimulación produce el efecto de TENS endorfínico o de entrenamiento utilizando frecuencias muy altas pero moduladas en trenes de baja frecuencia.

La acción es similar al programa endorfínico TENS, con una duración total de 15 minutos en una fase.

La posición de los electrodos debe formar un cuadrado en el área de tratamiento.

CERVICALGIA – CEFALEA

Es un programa médico específico para el tratamiento del dolor en el área cervical.

La intensidad debe ajustarse entre el umbral de la percepción y el umbral de dolor. El límite de intensidad máxima se alcanza cuando la musculatura del área que rodea al área tratada comienza a contraerse. Más allá de este límite, el estímulo no aumenta su eficacia, causando un dolor innecesario.

Los primeros resultados son visibles después de 10 o 12 aplicaciones, con una frecuencia diaria. En cualquier caso, continuar con las aplicaciones hasta la remisión parcial o la desaparición total del dolor.

LUMBALGIA

Es un programa médico específico para el tratamiento del dolor en el área dorsal o lumbar.

En relación a la intensidad, son válidas las instrucciones para el programa cervicalgia.

Los primeros resultados son visibles después de 12 o 15 aplicaciones, con una frecuencia diaria. Se recomienda continuar con el tratamiento hasta que desaparezca el dolor.

CIÁTICA

Es un programa médico específico para el tratamiento del dolor causado por la inflamación del nervio ciático.

También en este caso, la intensidad debe ajustarse entre el umbral de la percepción y el umbral de dolor.

Los primeros resultados son visibles después de 15 o 20 aplicaciones, con una frecuencia diaria. Se recomienda continuar con el tratamiento hasta que desaparezca el dolor.

La duración del programa es de 30 minutos.

DISTORSIONES – CONTUSIONES

Es un programa que elimina el dolor local.

La intensidad debe ajustarse entre el umbral de la percepción y el umbral de dolor.

El número de aplicaciones varía entre las 2 y las 3 veces al día, hasta la desaparición del dolor.

ANTIINFLAMATORIO

Es un programa médico específico para el tratamiento de afecciones inflamatorias en las que se recomiendan aplicaciones hasta 2 veces al día.

Su intensidad debe establecerse justo por encima del umbral de percepción del estímulo.

Una vez que localizada la parte a tratar, coloque los electrodos de forma cuadrada. Duración total del programa: 30 minutos en una fase.

VASCULARIZACIÓN

Es un programa médico que produce un efecto vascularizador en el área tratada.

Este tipo de acción aumenta el flujo sanguíneo, ayudando a eliminar sustancias algogénicas y restaurando las condiciones fisiológicas normales.

Es importante tener cuidado de no colocar los electrodos cerca de las áreas donde hay una inflamación local.

La frecuencia de las aplicaciones es diaria y el programa se puede utilizar según sea necesario incluso durante largos períodos (hasta unos pocos meses).

La intensidad recomendada es aquella que causa una sensación entre el umbral de percepción y el de una ligera molestia.

La duración del programa es de 20/30 minutos.

DESCONTRACTURANTE

Es un programa médico diseñado para acelerar el proceso de recuperación de la función muscular. Su acción es inmediata.

La intensidad debe regularse justo por encima del umbral de percepción.

Se recomiendan dos aplicaciones diarias durante 3 o 4 días.

HEMATOMAS

No lo use inmediatamente después de la contusión, ya que puede provocar un derrame. Esperar un par de días y luego comienza el programa.

Al combinar diferentes tipos de pulsos, se obtiene una acción de drenaje en el área tratada.

Además, los impulsos con diferentes frecuencias drenan el área a diferentes profundidades.

La intensidad debe ajustarse entre el umbral de la percepción y el umbral de dolor.

La duración del tratamiento es de 20 minutos en una fase. Puede repetirse.

La posición de los electrodos debe formar un cuadrado que delimite el área de tratamiento.

PREVENCIÓN ATROFIA

Es un programa médico diseñado para mantener el trofismo muscular, en el que predomina el trabajo sobre el tono muscular, especialmente en las fibras lentas.

Es especialmente adecuado para aquellos que han sufrido un gran trauma, aquellos que han estado inmovilizados durante un largo período o después de las operaciones quirúrgicas.

Se pueden realizar aplicaciones diarias a baja intensidad. Sin embargo, al establecer una intensidad más alta, es necesario descansar el músculo durante un día entero después de cada aplicación.

ATROFIA

Es un programa médico que trabaja principalmente en las fibras lentas.

Es ideal para recuperar el trofismo muscular después de largos períodos de inactividad o después de un accidente. Debe realizarse cuando ya se ha producido la pérdida del tono muscular.

Es aconsejable utilizar este programa con precaución, es decir, con bajas intensidades inicialmente, produciendo contracciones musculares leves. Aumente la intensidad gradualmente después de las primeras 2 semanas.

Inicialmente, se pueden realizar 2 o 3 tratamientos por semana. Después, puede aumentar progresivamente la intensidad y usarla cada dos días.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •